Cómo se mide la rentabilidad de una inversión (TIR y VAN)
TIR y VAN

Para tomar cualquier decisión de inversión es necesario analizar la potencial rentabilidad que se espera de la misma. Para ello, los expertos acuden a diferentes métricas, que ofrecen información sobre la rentabilidad de sus inversiones.

Dos de las herramientas más utilizadas para obtener este dato son el VAN y el TIR. Las siglas VAN atienden a Valor Actual Neto, mientras que las siglas TIR atienden a Tasa Interna de Retorno.

 

¿Qué es el VAN?

 

Tanto el VAN como el TIR son herramientas financieras que permiten evaluar las rentabilidades esperadas de determinadas inversiones empresariales.

El VAN es un criterio de inversión que consiste en actualizar los flujos de caja futuros (cobros y pagos). Es decir, traer al presente los flujos de caja esperados, descontándolos a un tipo de interés determinado. Así, el VAN expresará una medida de rentabilidad de un proyecto en términos absolutos.

El VAN se calcula conforme a la siguiente fórmula:

 

F1Fn
VAN=I0+_____+(…)+_____
(1+k)(1+k)n

Donde:

I0 es la inversión iniciar;

Ft, son los flujos de caja en cada periodo;

n, es el número de periodos; y

k la tasa de descuento.

 

Cuando el VAN es superior a cero, se puede entender que la actualización de los flujos de caja generara beneficios. Si el VAN es igual a cero, la inversión no generará beneficios ni pérdidas. Y finalmente, cuando el VAN es inferior a cero, el proyecto de inversión generara pérdidas.

El principal inconveniente que puede presentar el VAN es la determinación de la tasa de descuento.  Recordemos que la tasa de descuento es la tasa que permite actualizar los flujos de caja proyectados a futuro. Traerlos al momento actual. Siendo uno de los métodos más utilizados de cálculo de esta tasa el denominado WAAC (Weighted Average Cost of Capital).

 

¿Qué es la TIR?

 

Igualmente, como indicábamos, es una herramienta que permite evaluar una inversión. A diferencia del VAN la TIR se expresa en porcentaje.

La TIR se calcula a partir del VAN. Concretamente la TIR es la tasa de descuento en la fórmula del VAN que anteriormente hemos expresado. Para su cálculo, llevamos el VAN a cero:

 

F1Fn
VAN=I0+_______+(…)+_______=0
(1+TIR)(1+TIR)n

Cuanto más alta sea la TIR de una inversión en un proyecto, más deseable será la inversión. Lo más razonable es comparar la TIR con un coste de oportunidad (r). Cada inversor se marcará su coste de oportunidad. Cuando la TIR sea superior a este coste de oportunidad marcado por el inversor, la inversión tendrá sentido económico.

 

Ejemplo de utilización de la TIR

 

Supongamos que un inversor tiene la oportunidad de invertir en una nueva empresa. A su vez, una entidad financiera, le ofrece un producto financiero con un interés del 4%.

Para poder tomar la decisión de invertir en la nueva empresa acude al cálculo de su TIR.  Para ello aplica las formulas expresadas en los expositivos anteriores.

Una vez hecho el cálculo, la TIR obtenida asciende al 6,8%.

Bajo estos resultados, parece razonable invertir en el proyecto empresarial. Visto que, las expectativas de rentabilidad son superiores a las que ofrece el producto financiero mencionado.

 

Diferencias entre el VAN y el TIR

 

Como decíamos el VAN y la TIR son herramientas que permiten al inversor tomar decisiones, basadas en la rentabilidad. No obstante, estos criterios pueden no coincidir en todos los casos. Principalmente cuando hay que jerarquizar inversiones.

La principal diferencia de ambos métodos es el resultado. El VAN ofrece resultados en términos absolutos (netos), en unidades monetarias. Por ejemplo, euros. Indicando así el valor de la inversión a día de hoy. Por su lado la TIR, nos da una medida relativa, expresada en tanto por ciento. La TIR señala la tasa a la cual se recuperará la inversión inicial.

 

Conclusiones

 

Con carácter previo a realizar cualquier inversión, parece razonable analizar la potencial rentabilidad futura de la misma. Tanto el VAN como la TIR son herramientas que permiten calcular dicha rentabilidad. Ya en términos absolutos (VAN) ya en términos de tasa de recuperación de la misma (TIR).

 

Si le ha interesado el artículo, puede consultar la siguiente entrada del Blog:

Valoración por Descuento de Flujos de Caja: Excel y Algoritmo de cálculo disponible

Y si necesitas una SEGUNDA OPINIÓN, no dudes en seguir leyendo …

  • Linkedin
  • Email

No dudes en contactar con nosotros si necesitas una Segunda Opinión. Actuaremos como Firma de Contraste. Ofrecemos una segunda lectura a tu inquietud. Asesoramiento Preventivo. Consulta nuestras tarifas.

Esta colaboración tiene carácter divulgativo. Si tienes dudas o necesitas más información, dinos de qué se trata y te contestaremos

Consulta nuestras tarifas aquí.

Tarifas/Rates