Diccionario de Mercado de Valores

El mejor Diccionario de Mercado de Valores debe ser algo así como la Piedra Rosetta. Si hay una disciplina en la que el léxico constituye una barrera de entrada, esa es el Mercado de Valores. Este diccionario pretende ayudar a entender de qué hablamos cuando hablamos de mercado de valores.

 

A/

Accionista:  Persona física o jurídica que posee acciones en sociedades anónimas, por lo que es propietaria de la misma en un porcentaje proporcional a su participación. Los accionistas también suelen recibir el nombre de inversores, ya que el hecho de comprar una acción supone una inversión (un desembolso de capital) en la compañía.

Activos aptos: Un activo apto, es aquel que requiere, necesariamente, de un periodo sustancial antes de estar listo para el uso al que está destinado (activos tangibles o intangibles) o para la venta (inventarios o existencias). Este período comienza con el primer desembolso realizado para la adquisición, construcción o producción de un activo apto y termina cuando el activo esta esencialmente completo o listo para su uso esperado. Son costes por intereses, los intereses y otros costes, en los que la entidad incurre, que están relacionados con los fondos que ha tomado prestados.

Agentes: Son personas físicas o jurídicas a las que una entidad de crédito otorga poderes para actuar habitualmente frente a la clientela, en nombre y por cuenta de dicha entidad, en la negociación o formalización de operaciones típicas de su actividad. Empresa o persona de fuera del banco que firma un contrato de agente con una entidad y comercializa productos, propios y ajenos, de la entidad financiera. Es decir, figura que se encuentra entre los intermediarios financieros independientes y las sucursales bancarias tradicionales. Están muy vinculados a sus clientes y sirven para dar asesoramiento de calidad.

AIFMD: Acrónimo de “Alternative Investment Managers Directive” que puede traducirse en español como “La Directiva de Gestión de Fondos Alternativos”. Esta Directiva entra en vigor el 22 de julio de 2013, transpuesta al ordenamiento español por la Ley 22/2014, ante la necesidad de crear un marco homogéneo y armonizado tanto para los fondos de inversión como para otros vehículos de inversión a largo plazo. Centrándose en la regulación de los GFIA, establece los requisitos para la comercialización y gestión transfronteriza de fondos de inversión alternativa. Permite diferenciar claramente los fondos armonizados de los fondos alternativos. Provoca una nueva regulación de los Fondos y Gestoras.

Esta norma establece el marco que deben cumplir todos aquellos gestores de fondos alternativos que tengan más de 500 millones de euros en activos bajo gestión (AUM) o de 100 millones (en caso de estar apalancados).

AML: Proviene del inglés AntimoneyLaundering, o lo que es lo mismo Prevención del Blanqueo de Capitales (PBC). Se trata de un conjunto de medidas para proteger el negocio de un determinado sujeto de ser utilizado para Blanqueo de Capitales. La normativa exige que se cree una estructura interna de la empresa que controle todas las actividades y acciones que la empresa lleve a cabo en esa materia.

AUM: Assets Under Management o lo que es lo mismo “activos totales bajo gestión” o, “patrimonio gestionado”. Gestión del patrimonio o de activos basada en los principios de conocimiento, la planificación, la organización y la gestión integrada. Tiene como objetivos optimizar el rendimiento de dichos activos y minimizar su coste, así como mejorar el servicio que ofrecen.

 

B/

BCE: Banco Central Europeo, en ingles ECB “European Central Bank”.  Se encarga de gestionar el euro y formular y aplicar la política económica y monetaria de la UE. Su principal finalidad es mantener los precios estables, apoyando así el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo. Entre sus distintas funciones encontramos fijar los tipos de interés de los bancos comerciales en la eurozona, controlando así la inflación y la oferta monetaria. Por otro lado, se encarga de gestionar las reservas de divisas de la zona del euro y la compra y venta de divisas para mantener el equilibrio de los tipos de cambio. Garantiza la solidez y seguridad del sistema bancario europeo.

 

Seguir leyendo el diccionario aquí

 

  • Linkedin
  • Email
  • print