Entrevista a Luis Recolons Brugada, Director General de ASPY

“Creo que la concentración del sector está lejos de finalizar”, entrevista a Luis Recolons Brugada, Director General de ASPY (Sociedad de Prevención de Riesgos Laborales). Sociedad anteriormente vinculada a la Mutua ASEPEYO. Desde el 31 de marzo de 2015, la Ley exigió que todas las Mutuas estuvieran desvinculadas de la Prevención de Riesgos Laborales.

1. Luis, describe ASPY en grandes cifras (clientes, trabajadores, facturación, centros, personal médico…)
ASPY Prevención cuenta con 39.000 clientes que emplean a más de 1 millón de trabajadores. Somos 1100 profesionales de los cuales 430 están orientados a actividades técnicas y de formación, y 475 a actividades sanitarias (médicos, diplomados en enfermería, técnicos de laboratorio y personal de soporte) que realizan unos 400.000 exámenes de salud al año a través de más de 200 puntos de servicio. En 2014 impartimos casi 900.000 horas de formación. Facturamos 68 millones anuales.

2. Actualmente, existe la percepción de que la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) es un commodity que las empresas se ven obligadas a contratar por constituir una obligación legal. ¿Estás de acuerdo con que esa percepción existe?
La normas esenciales de la PRL se desarrollan entre 1995 y el 2000: Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995), Reglamento de los Servicios de Prevención (RD 39/1997) y Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (RDL 5/2000). Somos el pais europeo mas normado en este sentido, y como ‘buenos latinos’ nos tienen que imponer la obligación de ‘hacer prevención’ a diferencia de los países anglosajones donde los empresarios incorporaron la PRL en sus organizaciones sin

necesidad de una regulación tan impositiva como la nuestra. Le debemos mucho a esta normativa, pues la siniestralidad en nuestro pais inflexionó y disminuyó significativamente desde su aparición.

Dicho esto, es cierto que para muchas empresas su proyecto preventivo se reduce al mero cumplimiento de la ley. Esta postura, junto con los años de coyuntura adversa han convertido la prevención en commodity donde lamentablemente solo prima el precio sin importar el ‘contenido’ preventivo. Se persigue, en estos casos, cumplir con la normativa.

Afortunadamente, existen otras organizaciones que tienen otra perspectiva y desarrollan proyectos preventivos de mucho valor preventivo. En estos casos la prevención es una actitud; no una obligación normativa.

3. ¿Cómo afronta ASPY esa percepción?
Todos los actores que participamos en el sector (servicios de prevención, administración, empresarios y formaciones sindicales) somos responsables de haber contribuido a desfocalizar el objetivo de la Prevención, que es reducir la siniestralidad y el absentismo en las empresas.

Según la agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, el coste de la NO prevención se estima aproximadamente en el
4% del PIB, como resultado de los costes directos e indirectos de la siniestralidad y el absentismo.

Una parte de este coste es inherente a la actividad económica, pero otra parte es gestionable preventivamente. En España no estamos precisamente a la cabeza de Europa tampoco en esta materia.

Desde la aparición de la normativa, entre todos los actores del sector, hemos orientado y fomentado las actuaciones preventivas al mero cumplimiento de la norma al menor precio posible.

Desde ASPY Prevención buscamos refocalizar las actuaciones preventivas hacia la reducción de la siniestralidad y el absentismo.

Estamos convencidos que hay un modelo de prevención diferente en el futuro. Ofrecemos una metodología que, desde la objetivación de indicadores relacionados directa o indirectamente con la siniestralidad y el absentismo, y a partir de su análisis, prescribimos programas preventivos para impactar en los aspectos mas críticos de cada organización y retornar la inversión con reducción de absentismo; a partir de la mejora de la salud de las personas de una organización en materia cardiovascular, musculo-esquelética o de movilidad (accidentes in itinere), por ejemplo.

4. ¿Cómo aspira ASPY convencer al mercado de que la PRL no es un commodity?
Es difícil convencer a quien no cree en la prevención. Como decía, el mercado está dividido en dos segmentos con actitudes

diferentes; la que se conforma con el mero cumplimiento de la norma y la que no. Esta última actitud busca impactar en la salud y en las condiciones de sus trabajadores, y lo ve como una oportunidad para mejorar la productividad, el clima laboral, prolongarlo en el tiempo aún envejeciendo su colectivo, y por supuesto minimizar el coste de su absentismo.

A los primeros tenemos que actuar con suma eficiencia y altos niveles de productividad. La consultoría preventiva es lo que aportamos a la segunda actitud mencionada.

5. ¿Por qué era conveniente separar las Mutuas de Accidentes de Trabajo de la Sociedad de Prevención de Riesgos Laborales?
La administración encargó a las Mutuas la creación de una parte del sector de la prevención, pero con una hoja de ruta que permitiera garantizar la segregación de ambas actividades. La hoja de ruta culminó en junio pasado con la obligación de vender las Sociedades de Prevención de Mutuas.

6. ¿Había realmente un conflicto de interés?
Los Servicios de Prevención actúan ANTES de la enfermedad profesional o del accidente; las Mutuas DESPUÉS. Considero lógico este desenlace. No se puede ser juez y parte.

7. La Fraternidad (28,5 Millones), MC Mutual (22 Millones) Mutua Universal (25 Millones) Fremap (100 millones). Aunque las cifras no están confirmadas por las partes, lo cierto es que están en los medios de comunicación. ¿Qué atractivos tiene, a tu juicio, la Prevención de Riesgos Laborales para que el Capital Riesgo (CVC a través de IDCQuirón) se haya lanzado a comprar estas sociedades de PRL?
Entiendo que el principal atractivo que puede ver el Capital Riesgo es la potencialidad de concentración que tiene el sector. Desconozco los precios de compraventa que se han manejado, pero desde luego si son los que mencionas me parecen sorprendentemente desorbitados para los niveles de rentabilidad que está aportando el sector durante los últimos años.

8. ¿Se percibe en el mercado que más operadores de Capital Riesgo estén interesados en adquirir sociedades de PRL?
Desde nuestra posición tenemos identificados dos más.

9. ¿Cual es el grado de concentración de PRL tras las adquisiciones de IDC-Quirón?
Entre las cuatro adquisiciones de IDC Quirón totalizan unos 270M€ de negocio. Aunque la operación ha sido bendecida por la CNMC, hay contradicciones en la cifra global de nuestro sector. Se manejan cifras entre 750 y 850 millones de euros.

10. De las aproximadamente 400 sociedades de PRL existentes, cuántas sociedades concentran el 80% de este
negocio?
No mas de 20. Hay que tener en cuenta que los tres primeros concentran alrededor del 50%. Nosotros somos el segundo servicio de prevención en tamaño aunque a distancia considerable del primero, que ahora es IDC- Quirón.

11. ¿Cuáles son tus principales prioridades como gestor de ASPY en estos momentos?

La propiedad de la sociedad ha cambiado, y afrontamos un importante cambio cultural con el que pretendemos mejorar la eficiencia y la rentabilidad a corto y desarrollar nuevas líneas de actuación preventiva en la línea comentada anteriormente. Por otro lado no permaneceremos ajenos a la concentración del sector. Estamos muy ilusionados.

12. ¿Hacia donde va la PRL en España? Proyecta este sector a 5 años.
Creo que la concentración del sector está lejos de finalizar. La mayoría de los servicios de prevención existentes son de ámbito local. Entendemos que la concentración absorberá parte de ellos, aunque no es descartable que pueda haber movimientos de mayor envergadura.

Consideramos un escenario futuro a cinco años con no más de 100/150 actores donde los 5-6 mayores concentren la mayoría
del sector. La PRL, a cinco años vista, la vemos (si me permites la expresión) mas ‘anglosajonada’ en el sentido de una mayor participación y conciencia por parte del empresariado, fruto de propuestas y soluciones específicas por parte de los Servicios de Prevención más profesionalizadas y orientadas a la mejora de la salud y de las condiciones de trabajo, y focalizando sus objetivos en la reducción de siniestralidad y absentismo. Habrá que ver hasta que punto se establecerán sinergias con el sector de la salud privada.

13. Esta pregunta es obligatoria en esta sección ¿Qué opinas de la Norma Internacional de Auditoría 580 sobre
“Manifestaciones Escritas” al Director Financiero en la que – de acuerdo a la experiencia de este año y, probablemente, por los casos Bankia, Pescanova… -los Auditores vienen exigiendo unas manifestaciones escritas que en esencia exculpan a las Auditoras y en todo caso, inculpa a la empresa y a sus Directivos “de cualquier irregularidad”?
La norma como tal, me parece un despropósito. El informe de Auditoría tiene un fin, y no es otro que servir al tráfico mercantil. Así debería ser. Por normas como la 580, para lo que sirve el informe, es para garantizar la inmunidad de los auditores. La norma 580 es la institucionalización de la inmunidad del Auditor. En la práctica, las PYMES firmarán, si es preciso que “mataron a Manolete” y solo cuando la cuenta sea comercialmente relevante o estratégicamente deseada por el Auditor, se podrá negociar el ámbito de esta norma.

 

 

  • Linkedin
  • Email

No dudes en contactar con nosotros si necesitas una Segunda Opinión. Actuaremos como Firma de Contraste. Ofrecemos una segunda lectura a tu inquietud. Asesoramiento Preventivo. Consulta nuestras tarifas.

Esta colaboración tiene carácter divulgativo. Si tienes dudas o necesitas más información, dinos de qué se trata y te contestaremos

Consulta nuestras tarifas aquí.

Tarifas/Rates