¿De qué hablamos cuando hablamos de Sandbox?

¿De qué hablamos cuando hablamos de Sandbox?

El Sandbox podría definirse como un laboratorio de pruebas regulado, o lo que es lo mismo un entorno virtual regulado que opera en el mundo real.

Si este tema es de su interés, les recomendamos la lectura de estas otras colaboraciones:

De UCTIS I a la actualidad

Lo que necesita saber de UCITS V

FATCA: Asombrosa cesion (gratuita) de la soberanía nacional

Es lógico preguntarse qué es una sandbox, para que sirve o por qué es necesaria para la innovación financiera. Pues bien, Sandbox se refiere a un entorno en el que las empresas pueden ir probando como aplicar la regulación. Y pueden hacerlo a medida que van surgiendo nuevas tecnologías. Las nuevas soluciones que emergen, afectan a todos los negocios. Y por supuesto, también afectan a los modelos de negocios financieros. Así mismo normalmente es empleado como una medida de seguridad.

Las entidades financieras, tanto las que están ya en funcionamiento como las Fintech, tienen la necesidad de probar nuevos servicios o negocios. El hecho de que tengan que pasar por un procedimiento largo y con riesgo de sanción, lleva a paralizar mucho estos procesos generando desmotivación. Es aquí donde cobra importancia el sandbox ofreciendo una alternativa más cercana y ágil que la anterior.

Qué empresa no quiere ser la primera y obtener una ventaja competitiva en el mercado o rápidamente verificar si su idea tiene o no éxito. La rapidez es la pieza que permite esto. La pieza fundamental que quieren las empresas al invertir en innovación, mejorar el servicio y así aumentar la satisfacción de los clientes. Esta rapidez la ofrece la iniciativa regulatoria del sandbox.

El Sandbox y los Problemas de la innovación financiera

La innovación financiera tiene una serie de problemas que el sandbox trata de solucionar.

  1. La gran incertidumbre de éxito de la innovación es el primero de ellos. Es inevitable no saber qué ocurrirá con el producto cuando se lance al mercado, si va a tener acogida o no por los clientes. Por ello conviene invertir tiempo y recursos en interactuar con el mercado.
  2. Otro obstáculo en las inversiones es saber qué autorización es necesaria y los costes que surgirán de la inversión. En los tiempos que avanzan van surgiendo nuevos modelos, como las Fintech, en los cuales no existen autorizaciones a medida para ellos, complicando la realización de sus nuevas ideas.
  3. Entre otro de los problemas está el coste del proceso de autorización sin actividad. Cada vez más se apuesta por los jóvenes para que emprendan e innoven, mientras estos cuentan generalmente con recursos limitados. Esto lleva a la necesidad de un marco en el que no sea necesario un esfuerzo inicial tan grande. Y, por lo tanto, tener en cuenta el riesgo de no conseguir llevar a cabo el proyecto.
  4. El último aspecto importante que trata de conseguir el sandbox es minimizar el riesgo de llegar tarde al mercado perdiendo por lo tanto la oportunidad de negocio.

La rapidez con la que está afectando al sector financiero la transformación digital ha suscitado un amplio interés en la implantación de un ‘sandbox’ en España. Haciendo surgir la necesidad de ir adaptándonos a los nuevos modelos y a las soluciones digitales.

Un regulatory Sandbox en España.

Desde hace más de dos años la Financial Conduct Authority británica, emplea un regulatory sandbox. Otros tres países también lo hacen. La aprobación en España de un Sandbox es una apuesta por formar parte de los países que ostentan el liderazgo del mundo financiero.

La principal característica del éxito de esta iniciativa fue que la empresa podía lanzarse al mercado, sin tener que asumir antes la totalidad de la regulación. Esto se consigue reduciendo las barreras de entrada.

Con esta referencia, el pasado mes de mayo 2018 el Gobierno español sometió a consulta pública el proyecto de ley para la creación de un sandbox. Esta permanecerá abierta hasta el 7 de junio según informa el Ministerio de Economía. Y en Septiembre de 2018 se ha dado un nuevo paso. El Sandbox se ha regulado como anteproyecto de Ley.

Aquí se busca la constitución de un laboratorio de pruebas, controlado por los supervisores. El texto considera prudente prever un marco de coordinación que respete la asignación de responsabilidades y toma de decisiones dentro del marco jurídico.

Por lo tanto, es necesario un espacio controlado y seguro, al igual que una comunicación ágil y directa con las autoridades públicas.

Con este proyecto de ley se pretende apoyar la digitalización controlando los riesgos y añadiendo nuevas herramientas para los supervisores y reguladores.

El documento de proyecto de ley anuncia: “La puesta en marcha de un espacio controlado de pruebas situaría a España entre los países que conforman la vanguardia de la transformación digital financiera, dinamizando la actividad empresarial y mejorando los instrumentos con los que cuentan los supervisores financieros y demás autoridades”.

Características del Regulatory sandbox en España.

¿Qué es necesario para que que el proyecto de ley cumpla con una regulación plena del sandbox? Es necesario, por un lado, que establezca criterios para seleccionar que empresas pueden participar en el sandbox, y por el otro lado, promover la utilización por todas aquellas que quieran desarrollar ideas de negocio nuevas.

Como acabamos de mencionar el proyecto de ley aporta nuevas herramientas a los supervisores y reguladores. Así conseguirán comprender mejor los modelos de negocio desde el principio, pudiendo detectar de manera más ágil las deficiencias de la normativa y dar mayor flexibilidad regulatoria.

Con este Proyecto de Ley se pretende fomentar el crecimiento de empresas de gran valor, mediante la inversión. Por otro lado, otro de los objetivos sería atraer a emprendedores de otros países como Reino Unido. Debido a que el Brexit generó una enorme oportunidad para todos los países de la Unión Europea, para atraer nuevas inversiones.

Para concluir mencionar como idea clave que el sandbox pretende generar empleo y riqueza con la creación de nuevas empresas financieras.

Conclusión:

España apuesta por ser una referencia mundial en el mundo financiero. En su momento ya apuntó a relevar a Londres como hub financiero tras el terremoto del Brexit

Ahora reitera esa determinación con la normativa sobre Sandbox que está a punto de aprobarse.

En este contexto, el Fintech surge en España con un gran número de proyectos empresariales dirigidos a reducir los costes mediante desarrollos tecnológicos. Son proyectos de gran proyección. Nos permitimos – solo como ejemplo – citar dos:

DARWINEX

FINANBEST

El intento es admirable. Lo que no acabamos de entender es ¿por qué solo un Sandbox para el mundo financiero? ¿Por qué no en otros sectores?

  • Linkedin
  • Email
  • print