Menú

Todas

valores negociables

Valores Negociables y Anotaciones en Cuenta

El régimen de anotaciones en cuenta ha simplificado el registro y contabilidad de los valores negociables en bolsa. La desaparición del papel para la representación de la propiedad ha permitido ahorrar costes y agilizar las operaciones bursátiles. Vamos a analizar en qué consiste este sistema.

¿Qué son los valores negociables?

Se considera valor negociable a cualquier derecho de carácter patrimonial susceptible de transmisión generalizada e impersonal en el mercado financiero. Sus características principales son:

  • carácter negociable,
  • emitidos por una entidad.

Los instrumentos financieros enumerados en la Ley del Mercado de Valores (TRLMV), en se diferencia en dos tipos. Los valores negociables y el resto. Los valores negociables son principalmente las acciones (y valores equiparables), los bonos y obligaciones. Los demás enumerados en la Ley son opciones, permutas (swaps), acuerdos de tipo de interés, etc., es decir, derivados.

Contacto No te quedes con la duda, contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte y ofrecerte soluciones.

¿Qué clases de valores negociables existen?

El Anexo del TRLMV enumera lo instrumentos que considera como valores negociables. Destacan los siguientes:

  • Acciones y equivalentes.
  • Bonos y obligaciones.
  • Acciones y participaciones en Instituciones de Inversión Colectiva.
  • Bonos de titulización.
  • Participaciones preferentes.
  • Warrants.
  • Cédulas hipotecarias.

¿Cómo se representan los valores negociables?

Los valores negociables pueden representarse de dos maneras: por títulos o por medio de anotaciones en cuenta.

Tradicionalmente, el sistema de representación de valores era por medio de títulos en papel. Actualmente, este es un sistema residual. Ha caído en desuso al ser sustituido por el más moderno sistema de anotaciones en cuenta. Así, se ha relegado al sistema de representación por títulos para la representación de determinados valores no negociados en Bolsa.

De este modo, el sistema que predomina es el de la representación por anotaciones en cuenta. Es el sistema más moderno y utilizado. Además, es el régimen que deben tener los valores negociados en Bolsa.

¿Qué son las anotaciones en cuenta?

Es un método de representación de valores consistente en el registro contable informático de títulos.

El sistema de representación por anotaciones en cuenta está regulado en los artículos 6 a 13 del TRLMV. También le son de aplicación los artículos 118, 119, 496 y 497 de la ley de Sociedades de Capital. Además de estos textos legales, su régimen jurídico se amplía con Real Decreto 878/2015. Este RD, regula la compensación, liquidación y registro de valores negociables representados mediante anotaciones en cuenta.

El régimen de anotaciones en cuenta hace desaparecer el papel como medio de representación de los valores. La propiedad de los valores ahora se registra de manera informática. De esta manera existe una equivalencia entre las dos formas de representación. Las consecuencias de esta equivalencia son:

  • La transmisión de la propiedad, que antes se producía mediante la entrega, ahora se produce con la transferencia contable. La transmisión de la propiedad sólo tiene lugar con la anotación en cuenta, no antes.
  • La constitución de derechos reales sobre valores negociables ya no requiere el desplazamiento posesorio. Ahora basta con un apunte contable en el que conste el gravamen sobre el valor.

Principios registrales aplicables a las anotaciones en cuenta

Siendo un registro que acredita la propiedad sobre bienes, las anotaciones en cuenta deben estar protegido por principios registrales. Estos principios son:

  • Legitimación: se presume iuris tantum como titular a quien aparece registrado como tal en el registro. Esta titularidad sobre los valores tiene protección judicial. Como consecuencia, el legítimo titular podrá exigir que se realicen las prestaciones a que dé derecho el valor representado. Para acreditar esta titularidad existe lo que se conoce como Certificado de Legitimación. Este certificado contiene el nombre del titular, número de valores en propiedad y vencimiento.
  • Prioridad: tiene prioridad la inscripción anterior en el tiempo sobre los mismos valores. Es decir, realizada la inscripción no podrá practicarse otra respecto de los mismos valores.
  • Tracto sucesivo: Este principio trata de dar coherencia al registro. Los nuevos actos inscritos deben guardar coherencia y ser compatibles con lo ya inscrito.

¿Cómo es el sistema de anotaciones en cuenta en España?

La anotación en cuenta de los valores en España se lleva a cabo a través del “Sistema de Doble Escalón”. El sistema es el siguiente:

  • Primer escalón o Registro Central: El Depositario Central de Valores (DCV) en España es Iberclear. El DCV es el encargado de la llevanza del Registro Central. En este Registro, Iberclear lleva la contabilidad de la totalidad de los valores emitidos y negociados en España. En los libros contables de Registro Central cada entidad participante autorizada a gestionar valores tiene dos cuentas. Su cuenta propia, donde se registran los valores propiedad de la propia entidad. Y la cuenta de terceros, en la que se registra la suma de todos los saldos de sus clientes.
  • Segundo escalón o Registro de Detalle: Son los registros que lleva cada entidad en sus propios sistemas. En ellas se registran las cuentas de valores de los clientes

Conclusiones: ¿Qué ventajas tiene el régimen de anotaciones en cuenta?

Además de las ya comentadas, la sustitución del régimen anterior por uno que prescinde del papel tiene otras consecuencias positivas. Por un lado, se puede representar por anotaciones en cuenta cualquier tipo de valor, no sólo los valores mobiliarios tradicionales. Esto simplifica los tramites de las transacciones y con ello las operaciones en sí. Por otra parte, los valores emitidos en una misma emisión son fungibles. Es decir, se pueden sustituir, aumentando la agilidad de las transacciones.

Además, el sistema de anotación en cuenta, al dejar de usar papel como medio de representación, prescinde también del notario. Esto dinamiza y abarata las transacciones y operaciones con títulos-valores.

Como puede verse, el régimen de anotaciones en cuenta ha mejorado sustancialmente la operativa bursátil. Ha agilizado la transmisión y ha disminuido los costes.

Si este artículo te ha parecido interesante puedes consultar los siguientes y ampliar la información:

Qué son las Plataformas de Negociación

Los mejores brokers del mercado OTC (Over the Counter)

Publicaciones relacionadas