Comisiones de los Fondos
Coste Fondos

Los costes importan y mucho. Ya lo decía Jack Bogle. En el mercado de valores, lo único que tu realmente obtienes es aquello por lo que no pagas. Hay costes por todas partes. Aquí te mostramos unos cuantos.

 

Comisiones de los Fondos: Tipos

 

Los costes principales son:

  • Comisiones de Corretaje (incluidas en la Comisión de Gestión).
  • Comisiones de Deposito.
  • Comisiones de Gestión y gastos de operación.
  • Comisiones de Distribución
  • Comisiones de Reembolso
  • Comisiones por Operaciones a Corto Plazo
  • Comisiones de Suscripción

 

Comisión de Corretaje

 

Las Comisiones de Corretaje son comisiones que un gestor de un fondo mutuo paga a un vendedor que vende el fondo a los inversores.

Estas comisiones oscilan generalmente entre el 0,25% y el 1% y se pagan con cargo a las comisiones del fondo.

 

Comisión de Deposito

 

Las Comisiones de Deposito son un medio para consolidar y gestionar la cartera de inversiones y los planes financieros de un inversor.  Son servicios que se ofrecen por un precio o una serie de cargos que cubren todos los costes de administración. Este tipo de servicio también se conoce como plataforma de inversión o servicio de plataforma financiera.

Hoy en día, la mayoría de las plataformas compran, venden y mantienen fondos a través de otras plataformas. Algunas plataformas sólo ofrecen fondos, acciones extranjeras, ETFs, bonos corporativos y bonos del Estado. Algunas ofrecen muchas herramientas y modelos de cartera para ayudar a encontrar las mejores inversiones, mientras que otros son más básicos.

 

Estas son algunas de las tasas que usted puede tener que pagar:

 

Comisión de Gestión

 

  • Es obvio cuesta dinero gestionar un fondo. Si bien la gestión de algunos fondos es más cara que la de otros. Por ejemplo, los fondos gestionados de forma activa, son más caros que los que los que son gestionados de forma pasiva. Con independencia de la cantidad, todos los fondos tienen una comisión a la que se hace referencia como un Ratio de Gastos, o a veces, como comisión de gestión o gastos de operación. Estas comisiones son implícitas, es decir, el fondo paga por estas comisiones y las deduce del valor liquidativo del fondo. Se expresan como un porcentaje anual del valor total del fondo.
  • El Ratio de Gastos se determina dividiendo los gastos operativos de un fondo entre el valor promedio de sus activos bajo administración (AUM). Las Comisiones de Gestión pueden oscilar entre menos del 1 % y más del 3%. Aunque no se paga por estos gastos directamente, estos reducen los rendimientos del fondo.
  • La comisión de gestión incluye los servicios de:
    • Supervisión del fondo
    • Contratación de un gestor de cartera para tomar las decisiones de inversión.
    • Contratación de otras empresas para ayudar en la administración del fondo.
  • Las condiciones generales de precio:
    • Los fondos administrados de forma activa tienen mayores gastos operativos que los fondos pasivos o fondos indexados. Esto se debe a que los fondos gestionados de forma activa están llevando a cabo una investigación continua, tratando de determinar los mejores valores para poseer, mientras que los de gestión pasiva se limitan a replicar un índice bursátil.
    • Los fondos internacionales tienen comisiones más altas que los fondos nacionales.
    • Los fondos de baja capitalización tienen comisiones más altas que los fondos de capitalización más alta. Este mayor coste se transmite en forma de mayores comisiones de gestión.
    • Diferentes compañías pueden cobrar proporciones de gastos muy diferentes por fondos similares.

 

Comisión de Distribución

 

  • Muchos fondos tienen un servicio continuo de comercialización o un gasto de marketing. Esta comisión se cobra para pagar asesor financiero o a una compañía de servicios financieros como retribución para la comercialización del fondo. Es un componente del índice de gastos totales de un fondo.
  • Esta comisión suele ser 25 puntos básicos[1] o el 0,25% del patrimonio administrado por el fondo.
  • Este tipo de comisión, tras Mifid II, ha sido eliminada, buscando reducir al coste de inversión para los partícipes, puesto que esta comisión era cobrada por las comercializadoras a los partícipes. De esta manera, la Directiva Europea sólo permite cobrar esta comisión si la comercializadora ofrece, además de la comercialización del fondo, un asesoramiento.
  • Sin embargo, los distribuidores de fondos de terceros, especialmente los bancos, han empezado a cobrar una comisión que ellos llaman “de custodia,” sustituyendo a la antigua comisión de distribución mencionada. La aplicación de esta comisión no supondrá coste adicional para el inversor, puesto que Hacienda permite deducirla a efectos de IRPF, siempre que los fondos no pertenezcan al distribuidor y que se utilicen cuentas globales o ómnibus.
  • Respecto al coste de esta nueva comisión, no se ha establecido aún, aunque suele estar entre un 0,4% y un 0,75%.

 

 Comisión de Reembolso

 

  • Las Comisiones de Reembolso son comisiones que se cobran al inversor o partícipe cuando se venden sus participaciones en el fondo, es decir, cuando se deshace su posición en el fondo, ya sea de forma total o parcial. La comisión es cobrada por la gestora del fondo y añadida de nuevo al fondo. La comisión de reembolso puede ser conocida también como una ‘comisión de salida.’
  • La mayoría de comisiones de reembolso tendrán un límite de tiempo específico, generalmente 40 días.
  • Las comisiones de reembolso son necesarias para proteger a los demás inversores o partícipes de los costes de transacción más elevados.

 

Comisión por Operaciones a Corto Plazo

 

  • Los fondos de inversión están diseñados para tener inversiones a largo plazo, por lo que se han impuesto comisiones para las operaciones a corto plazo en algunos fondos para disuadir a los inversores de operar de esta forma.
  • Las Comisiones por Operaciones a Corto Plazo se imponen cuando el inversor o partícipe quiere comprar acciones o participaciones y luego venderlas de nueva en un plazo de 30 a 90 días.
  • Esta comisión suele oscilar en un 1 y un 3%.

 

Comisión de Suscripción

 

  • Cuando usted compra una participación en un fondo de inversión, paga una comisión a un intermediario financiero (bróker, planificador financiero, asesor de inversiones, distribuidor, etc.). Sin embargo, según el tipo de fondo, se tienen cargos/comisiones diferentes.
  • Las comisiones de suscripción suelen incluir los siguientes gastos:
    • Fondos con Comisión de Suscripción inicial: en la mayoría de fondos de inversión se paga como un porcentaje del precio de compra cuando se invierte. Las acciones de Clase A suelen tener este tipo de gasto.
      • En los fondos que cobran comisión de suscripción inicial, si el importe total de inversión excede el umbral, pero está dispuesto a invertirlo todo en la misma clase de fondos, usted puede solicitar lo que se llama un “breakpoint” o un cargo inicial más bajo.
    • Fondos con Comisión de Suscripción final: los fondos con Comisión de Suscripción final o con carga back-end, no cobran una comisión por adelantado si no que cobran una comisión cuando se venden las acciones del fondo. Estas comisiones suelen estar asociadas con las acciones de Clase B de un fondo.
    • Fondos con Comisión de Suscripción nivelada o condicionada: estos fondos no tienen cargos por suscripción iniciales, pero suelen cobrar un porcentaje de interés del 1% si las acciones son vendidas dentro del primer año. En este caso, las comisiones de distribución pueden ser más altas que las de los fondos con comisión de suscripción inicial lo que significa que el fondo puede ser más caro de mantener en general incluso sin la comisión de suscripción.
    • Fondos con Comisión de Suscripción diferida: suele ser un fondo con carga back end que cobra la comisión durante un periodo de tiempo específico con una tasa decreciente durante dicho periodo.

 

Para concluir, es importante tener en cuenta muchas de las comisiones de los fondos a la hora de invertir en ellos y entender el funcionamiento de estas comisiones puede ayudar a crear la mejor cartera de inversión.

 

 [1] Los puntos básicos son una unidad de medida común de los tipos de interés – utilizados para calcular las variaciones de los tipos de interés, los índices de acciones y las inversiones en renta fija.

 

Si le ha gustado este artículo, puede consultar otro similar que pudiera ser de su interés, pinchando en el siguiente enlace:

Cuentas Ómnibus y Gestoras de Fondos españolas

Y si necesitas una SEGUNDA OPINIÓN, no dudes en seguir leyendo …

  • Linkedin
  • Email

No dudes en contactar con nosotros si necesitas una Segunda Opinión. Actuaremos como Firma de Contraste. Ofrecemos una segunda lectura a tu inquietud. Asesoramiento Preventivo. Consulta nuestras tarifas.

Esta colaboración tiene carácter divulgativo. Si tienes dudas o necesitas más información, dinos de qué se trata y te contestaremos

Consulta nuestras tarifas aquí.

Tarifas/Rates