Due Diligence Legal
Due Diligence

¿Qué es la Due Diligence Legal? (DDL)

 

La Due Diligence Legal es el análisis del negocio mediante la revisión de documentos y entrevistas a los empleados. Normalmente se hace cuando se quiere adquirir un negocio o una unidad de negocio.

 

¿Para qué se hace una Due Diligence Legal?

 

La Due Diligence Legal pretende sacar a la luz vicios ocultos de la Compañía o negocio que se intenta adquirir. Se trata por tanto de que afloren potenciales responsabilidades que de ser conocidas alterarían los términos de la transacción.

Una vez que los datos de la Compañía son recogidos y analizados, se perfecciona, o no, la transacción. O se modifican los términos de la transacción (precio, garantías…)

 

¿Como se estructura una Due Diligence Legal?

 

La Due Diligence Legal se estructura en materias, en áreas de práctica. Así tendremos: (1) Patentes y Marcas. (2) Medioambiental. (3) Licencias. (4) Corporate (Estatutos, Escritura de Constitución, Acuerdos de Socios, Ampliaciones de Capital, titularidad de las acciones que son objeto de venta …). (5) Propiedad Intelectual y Propiedad Industrial. (6) Deudas, calidad, existencia y deudas ocultas. (7) Alquileres, condiciones y duración. (8) Contratos con Proveedores y Deudores. (9) Litigios (a favor y en contra). (10) Garantías otorgadas. (11) Contratos de Agencia o Distribución. (12) Beneficios y condiciones pactadas con los trabajadores y Directivos. (13) Status legal de los activos de la Compañía. (14) Protección de Datos. Y muchas más.

 

¿Tiene sentido contratar la Due Diligence Legal de tu propio negocio?

 

No es habitual. Pero si el accionista mayoritario de una Compañía tiene en mente vender su Compañía es muy recomendable contratar esa DDL.  La gran mayoría de los empresarios consideran que su Compañía pasaría una Due Diligence Legal sin una sola advertencia o contingencia. La realidad es que no conocemos una sola Compañía, con una Due Diligence Legal sin contingencias. Todas tienen contingencias por muy responsable y cumplidor que sea el gestor de la Compañía. Por eso si vas a vender tu Compañía, prepárala para la venta.

 

¿Puede influir la Due Diligence Legal en la valoración de su empresa?

 

Por su puesto que sí. Muchos inversores contratan la Due Diligence legal con una doble finalidad. Por una parte quieren conocer bien el negocio que desean adquirir. Por otra, quieren que sus abogados detecten contingencias, incumplimientos, para bajar el precio de la transacción. Con frecuencia nos preguntamos cuál de los dos objetivos interesa más al inversor.

Por ello demuestra inteligencia del empresario, el hecho de contratar una propia Due Diligence legal.

 

¿Quien debe hacer la Due Diligence Legal? ¿Jóvenes abogados o abogados expertos?

 

Muchas (no todas) grandes firmas, suelen encargar la Due Diligence Legal a abogados junior o incluso becarios. Y lo hacen bajo la aparente supervisión de un socio. No debe dejarse engañar. La Due Diligence Legal es muy relevante (como venimos diciendo en esta colaboración). Y los socios, con frecuencia, únicamente revisan el Resumen Ejecutivo.

 

¿Qué hitos constituyen una Due Diligence Legal?

 

Hay cuatro hitos: (1) Kick-off meeting, (2) Data Room, (3) Informe y (4) Negociación

  • Kick-Off Meeting: Lo habitual es que haya una primera reunión en la que se conozcan los inversores, los accionistas mayoritarios y los asesores de las dos partes. Es una reunión preparatoria, pero sirve para comenzar el trabajo y para saber si los documentos que se van a examinar estarán depositados en un Data Room o en un Virtual Data Room (VDR).
  • Data Room: Como decimos, hay dos opciones. O la documentación se deposita en un lugar físico. O la documentación se deposita digitalmente en un Virtual Data Room. Cada vez son más frecuentes los VDR. El VDR tiene una desventaja: el coste. Pero también muchas ventajas: una operativa mucho más flexible pues permite a los asesores de cualquier parte del mundo hacer su trabajo sin desplazares. Además, permite tener un rastreo (tracking) de la información que ha sido revisada. Esto a priori puede parecer poco relevante. Sin embargo, en el ámbito de la transacción es muy relevante saber si el comprador tuvo acceso a la información, o si no lo tuvo. Y en este segundo caso, no podrá alegar vicios ocultos (hidden flaws).
  • Análisis e Informe de Due Diligence Legal.El formato de la Due Diligence Legal casi se puede calificar de universal. En cualquier parte del mundo, todos los asesores seguimos un esquema casi idéntico. De la información analizada cabe extraer dos informes. Un primer resumen ejecutivo que resulta muy útil para los inversores que detestan perder muchas horas. Y va seguido de un Resumen extendido, donde se desglosa lo analizado y el resultado del análisis.
  • Negociación del resultado de las Due Diligence. Con la negociación concluye la Due Diligence. Los asesores que han intervenido en la redacción del informe de Due Diligence suelen ser los encargados de negociar los resultados del informe.

 

¿De quien es el Informe de Due Diligence? ¿Tiene derecho el inversor a una copia del informe de Due Diligence?

 

Este es un tema que suele ser controvertido, aunque la solución es clara e incuestionable. El informe de Due Diligence es de quien lo paga. Y quien lo paga (normalmente el inversor) tiene la facultad (que no la obligación) de compartirlo.

 

¿Cómo pueden negociarse las contingencias derivadas de un informe de Due Diligence Legal si no se le facilita a los asesores del vendedor?

 

Lo habitual es que a los asesores del vendedor se le faciliten breves extractos del Resumen Ejecutivo. Y así, parte a parte, extremo tras extremo, se va configurando el régimen de responsabilidades y garantías (Reps&Warranties). También se le denomina “warranties, representations, and indemnification”, o “R&W”

 

¿En qué términos se negocia un informe de Due Diligence Legal?

 

El resultado de un informe de Due Diligence Legal se negocia en términos de precio (importe, forma de pago) y garantías. Si el adquirente necesita confort sobre la seguridad de lo que adquiere, necesita garantías. Esta fase es crítica y con frecuencia difícil para las partes y los asesores. Aquí está el punto en el que ambas partes quieren maximizar las condiciones de la transacción. Aquí realmente se dilucida si habrá, o no, transacción.

 

Si este articulo ha sido de su interés, le recomendamos la siguiente lectura:

Due Diligence ¿Impedimento para el saneamiento del código civil?

Y si necesitas una SEGUNDA OPINIÓN, no dudes en seguir leyendo …

  • Linkedin
  • Email

No dudes en contactar con nosotros si necesitas una Segunda Opinión. Actuaremos como Firma de Contraste. Ofrecemos una segunda lectura a tu inquietud. Asesoramiento Preventivo. Consulta nuestras tarifas.

Esta colaboración tiene carácter divulgativo. Si tienes dudas o necesitas más información, dinos de qué se trata y te contestaremos

Consulta nuestras tarifas aquí.

Tarifas/Rates